Responda quien sepa…

by

lambert pke2La verdad, si cuando nosotros teníamos 15 inocentones años fumábamos a escondidas de nuestros padres, imaginaos lo que tienen que saber los padres de ahora acerca de las “perlas” de sus hijos.

¿Cómo te sentirías tú si fueras el padre de un violador? ¿Pensarías que tu hijo te ha salido rana, que él es así y no se puede cambiar? ¿Pensarías que debiste estar más pendiente de él cuando aún estabas a tiempo? ¿O tal vez sabrías que tu hijo, tarde o temprano, haría alguna “trastada” de semejante calibre y no hiciste nada para evitarlo?

¿Qué habría pasado con nuestra generación si no nos hubieran puesto los dos rombos? ¿O si hubiéramos tenido por héroe nacional al hijo de un torero muerto que se pone de coca hasta las cejas (que, por cierto, buenas tiene) y se enrolla hasta con la salida de emergencia? ¿O si nos hubieran puesto escenas de cama de Epi y Blas en Barrio Sésamo a las 5 de la tarde? Igual estaríamos en el talego desde hace años, o tal vez hubiéramos sufrido una reforma de la ley del menor más estricta que la de 2000.

Francamente, creo que la culpa es de todos. Los jóvenes tienen relaciones sexuales cada vez antes, consumen drogas antes, se comen la telebasura la mar de a gusto, los psicólogos te recetan la terapia de “primero tú y después tú”… y así es difícil comprender que para una chica es desagradable que la violen… y si lo comprendes, te da igual de todas formas. Los hemos dejado a su aire, y ahora vemos las primeras consecuencias.

La Presidencia lleva años dando avisos, pero nosotros, en vez de entrar a matar, miramos para otro lado. ¿A cuántas más tienen que violar? ¿A cuántos más hay que matar porque no son de mi equipo? ¿A cuántos más hay que matar porque no me comprenden? ¿A cuántas más hay que maltratar porque sin ellas no tendríamos a nadie por debajo?

Responda quien sepa…

Etiquetas: , ,

20 comentarios to “Responda quien sepa…”

  1. SirDisident Says:

    Yo lo cierto es que no sé.

    Pero, podríamos hacer un ejercicio de empatía colectivo, comun e internacional.

    Ademas de eso puede que sea culpa del efecto mariposa derivado del aprendizaje del niño, es decir… son esponjas absorver, lo absorven todo… ademanes, palabras, tonos y formas de decir algo aun sin comprenderlo, se enriquece del entorno si cabe el caso, pero a su vez tambien estan aprendiendo a combinar conociendo las diferencias entre el bien y el mal que primero nacen fuera y despues mediante la reprimenda marcamos en el subsconsciente del niño y le hacemos saber que eso esta mal. En mi calle hay un niño de familia relativamente desestructurada hacia el final del matrimonio el crio 8 o 9 años desde los 5 años ha hecho de todo hasta “cosas de no tener luces de niño de 11 años” petardos en el porterillo, lo que pille en cerraduras, si le dicen algo entra en estado de ira y te amenaza de muerte y es un criajo de 8 años. A mi me inquieta lo que pase en su mente… ¿lo salvará el amor… o será un psicópata? ¿Será el jefe de su banda?siendo todos mayores que él? No demuestra demasiadas inquietudes afines con otros niños y las que comparte es con una lectura soberbia y ventajista. ¿Que paso cuando era pequeño? los padres pensaron que no era nada y se ha convertido en el “devenir de los infiernos”. La comunicación era muy importante, recuerdo que mi padre siempre andaba diciendo esto se hace esto no se hace explicandome los valores como mejor podía, en el colegio tambien los enseñaban y creo que lo unico que he ido perdiendo es lo politicamente correcto… por lo demas “haz lo que te venga en gana… pero sin molestar” no amotinarse en la libertad, no abusar ni anular a nadie. Quiza lo que falte es que volvamos a decir lo que ayer nos dijeron hasta convertirlo en un hechizo global y que otra suerte nos contemple… pero el hombre es el lobo para si mismo y los suyos… que quedará del resto…

  2. El Barón Says:

    Inquisidor has dicho verdades como templos, aunque te discuto solo una cosa………. en nuestros tiempos también “realizaban” relaciones sexuales a joven edad…………….. jejejeje

  3. SirDisident Says:

    jajaja que cabron con pintas y tanto arte.

  4. Joker Says:

    Demasiado tarde para arreglar nada . Eso si , esta generación joven , cuando sean padres , tranquilos que los hijos van a ir como velas ….es un ciclo.

    • Josele Says:

      No se yo que decirte… pieso que ira a peor. Esto es incontrolable. Sin valores, sin etica, sin respeto… vamo muy mal.

  5. RASkAPIÑaS Says:

    mas mano dura y menos samba. Eso hace falta ha esta generacion de ineptos sin moral. Mas mano dura !!!!

  6. Shrek Says:

    Que se puede esperar, si esto viene de lejos. Familia desestructurada dices??? Lo que el niño se esta criando en la calle, demasiado que no esta en un correpcional ya. Que vuelva “Tito Paco”…😀

  7. daniele yl semilongo Says:

    La verdad es que si, todo esto viene por el libertinaje ,una cosa es libertad y otra muy distinta el libertinaje y la falta de autoridad y respeto hacia los padres u tutores, profesores

  8. EL NeGrO Says:

    Han querido ser tan ecuánimes que lo único que han conseguido es cambiar un dictador por 40 millones.

    Cambiar:
    es la palabra favorita de los progress…

    Conciencia?
    Qué podemos esperar de una juventud manipulada, borrega, y automatizada…

    Antes habían muchos casos difíciles, pero la educación era distinta y eso frenaba tanto disloque.
    Ahora… da asco señores.

    Por cierto Inquisidor, la culpa no es de todos, existe todo un ministerio que se encarga de estas cosas, que pagamos todos los españoles esperando que gestionen adecuadamente la educación en este país, y mucho más ahora, que tenemos la experiencia y los medios para hacerlo bien.
    Han conseguido derivar la responsabilidad a todos nosotros escudándose en las libertades del individuo, y no es así.

    Somos libres… pero a qué precio?

    • Josele Says:

      Nos sale muy caro. El problema es la libertad mal usada o mal entendida.
      Como ya comente en un articulo… España es un pais con muchos hijos de puta con tiempo libre…

    • Shrek Says:

      Negro, creo que te equivocas, somos libres y nosotros decidimos que hacemos con nuestra vida, si queremos ser unos mamones o no. Lo que ocurre es que la mierda que ahi fuera donde no llega nuestro entorno mas cercano y el cual esta manipulado por los de arriba, es un vertedero. Y vivir en un vertedero y no llenarte de mierda, requiere de mucha personalidad, que no todo el mundo la tiene.

  9. Nanié Says:

    El problema no es la educacion, es la Justicia. Si la justicia no tiene mano dura, la gente se aprovecha y la ley del menor es un lujo para ellos porque se pueden aprovechar todo lo que quieran.

    Lo que hay que hacer es una legislación más restrictiva y una justicia mas aferrada a la legislación, pues sin ese control la gente se desfasa, y si no mirad lo que pasó ayer en el Rinconcillo, que un vecino mató a otro por una disputa callejera y encima se atrincheró en casa y disparó a todo dios. Al final el tio salió, se rindió y pidió un abogado.

    En fin, mano dura, pero la justicia, no hace falta ni un puto dictador para llevar las cosas bien.

  10. El Inquisidor Says:

    Dos comentarios:

    Negro, sé que hay un ministerio (en realidad, varios, Educación, Justicia, Asuntos Sociales…) que se encargan de mantener unos mínimos de conducta entre los miembros de la sociedad.

    Te contaré una anécdota: hace unos días paré el coche para preguntarle a una mujer de unos 30 años cómo se llegaba a un sitio; no llegué a preguntarle, ella salió corriendo (literalmente) tal como me detuve. ¿Qué norma de los ministerios habla de eso? ¿Podemos dejar toda nuestra vida en manos de los ministerios?

    El otro comentario es para Nanié. Dicen en Proyecto Hombre que “nadie puede llevar a nadie hasta donde uno mismo no ha llegado”. Si los jueces no están bien educados difícilmente tendremos una ley justa; si todos estamos bien educados nuestra ley será el sentido común. ¿Qué es más importante entonces, la educación o la justicia?

  11. El NeGrO Says:

    Sigo pensando que es un problema de educación, los jueces aplican las leyes que nosotros elaboramos a través de los chupatintas que nos representan, y los que nos representan no viven la realidad.
    Si dejaran legislar a las madres de las víctimas otro gallo cantaría.

    Un saludo inquisidor.

  12. marian Says:

    se que las leyes no estan como deben estar, y que los no menores utilizan a los menores para muchos de sus malos eventos, pero en cuestion de la educacion para con los hijos pienso que cada padre lo hace lo mejor que sabe o puede, no se tiene un manual a seguir, solo te guia el amor y este te lleva siempre a querer “lo mejor segun tu saber” para ellos. y como de todo camino del que no sabes nada, a veces te puedes equivocar, tropezar, corregir etc.
    por supuesto que las leyes y sus mariachis dejan mucho que desear

  13. daniele yl semilongo Says:

    Como bien dice Raska tanto la educacion que reciba el niño como los valores es fundamental desde que son bebes, que quieres algo te lo tiene que currar, a mi mis padres si suspendia algo nada de recompensas al reves me lo quitaba, me lo tenia que ganar, hoy los niños , (es muy facil) mama quiero esto, toma hijo, papa quiero esto toma y callate, asi se forman hoy a los hijos, no hay valores.

  14. SirDisident Says:

    Fijate como esta la cosa, que el otro día me visito en sueños La eterna y maravillosa Gloria Fuertes para recitarme el poema cortito a la generacion equis equis
    “De generacion en generacion
    más consentido estas…
    pedazo cabrón”

    Pero así estaría la cosa, ayer tres niñato le prendían fuego a la zona de Eroski. Y es eso, son tres o cuatros generaciones escolares no afortunadas, 5 o 6 generaciones de padres no afortunados. En resumen un futuro complicado si las maras nacen es españa y son españoles contra iguales. La guerra civil social.

  15. SirDisident Says:

    Este email me llego hace un par de días y no tiene desperdicio. Siento no poder dar el nombre del autor. Estoy en ello.

    El objeto de esta misiva es la de reivindicar una generación, los 80.

    La de todos aquellos que nacimos entre los 70 y 80 (un par de años arriba, años abajo), la de los que estamos currando de algo que nuestros padres ni podían soñar, la de los que vemos que el piso que compraron nuestros padres ahora vale 20 o 30 veces más, la de los que estaremos pagando nuestra vivienda hasta los ¡60 años!.

    Nosotros, no estuvimos en la Guerra Civil, ni en mayo del 68, ni corrimos delante de los grises, no votamos la Constitución y nuestra memoria histórica comienza con las olimpiadas del ’92.

    Por no vivir activamente la Transición se nos dice que no tenemos ideales y eso que sabemos de política más que nuestros padres y de lo que nunca sabrán nuestros hermanos pequeños y descendientes.

    Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma, el rescate o el bote bote y, a la vez, somos la primera que hemos jugado a videojuegos.

    Hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos animados en color.

    Los Reyes Magos no siempre nos traían lo que pedíamos, pero oíamos (y seguimos oyendo) que lo hemos tenido todo, a pesar de que los que vinieron después de nosotros sí lo tienen realmente y nadie se lo dice.

    Se nos ha etiquetado de generación X y tuvimos que tragarnos ‘bodrios’ como: Reality Bites, Melrose place o Sensación de vivir, que te gustaron en su momento, pero… vuélvelas a ver, verás que chasco.

    Somos la generación de Compañeros, de Al salir de clase…Lloramos con la muerte de Chanquete, con la puta madre de Marco que no aparecía, con las putadas de la Señorita Rottenmayer.

    Somos una generación que hemos visto a Maradona hacer campaña contra la droga, que durante un tiempo tuvimos al baloncesto como el primero de los deportes (Gracias Chicho!).

    Hemos vestido vaqueros de campana, de pitillo, de pata de elefante y con la costura torcida; nos pusimos bombers sin miedo a parecer skin heads.

    Nuestro primer chándal era azul marino con franjas blancas en la manga y nuestras primeras zapatillas de marca las tuvimos pasados los 10 años (Esas J’hayber!).

    Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso. Fuimos los últimos en hacer BUP y COU, y los pioneros de la E.S.O.

    Hemos sido las cobayas en el programa educativo, somos los primeros en incorporarnos a trabajar a través de una ETT y a los que menos les cuesta tirarnos del trabajo…

    Siempre nos recuerdan acontecimientos de antes que naciéramos, como si no hubiéramos vivido nada histórico.

    Nosotros hemos aprendido lo que era el terrorismo contando chistes de Irene Villa, vimos caer el muro de Berlín y a Boris Yelsin borracho tocarle el culo a una secretaria; los de nuestra generación fueron a la guerra (Bosnia, etc.) cosa que nuestros padres no hicieron; gritamos OTAN no! bases fuera!, sin saber muy bien qué significaba y nos enteramos de golpe un 11 de septiembre.

    Aprendimos a programar el video antes que nadie, jugamos con el Spectrum, odiamos a Bill Gates, vimos los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo libre.

    Somos la generación de Espinete, Don Pimpón y Chema ‘el panadero farlopero’.Los q recordamos a Enrique del Pozo cantando con ganas abuelito dime tu…).

    Los mundos de Yupi y las pesetas rubias con la jeta de Franco en algunas de ellas.

    Nos emocionamos con Superman, ET, los Goonies o En busca del Arca Perdida.

    Los del bocata de chorizo y mortadela y también Phosquitos, los Tigretones eran lo mejor, aunque aquello que empezaba (algo llamado Bollycao) no estaba del todo mal.

    Somos la generación del coche fantástico, Oliver y Benjí… La generación que se cansó de ver las mamá chicho.

    La generación a la que le entra la risa floja cada vez que tratan de vendernos que España es favorita para un mundial.

    La última generación que veía a su padre poner la baca del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones.

    La última generación de las litronas y los porros, y qué coño, la última generación cuerda que ha habido.

    La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a nuestra infancia!!!!

    Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos en la España de antes:

    Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros,

    sin sillitas especiales y sin air-bags,

    hacíamos viajes de más de 3h sin descanso con cinco personas apretujadas en el coche y no sufríamos el síndrome de la clase turista.

    No tuvimos puertas con protecciones,

    armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños.

    Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos.

    Los columpios eran de metal y con esquinas en pico.

    Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las luces.

    No había móviles.

    Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables.

    Nos abríamos la cabeza jugando a guerras de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y al día siguiente todos contentos.

    Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ruedas!!!

    Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto.

    Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando.

    Compartimos botellas de refrescos y nadie se contagio de nada.

    Sólo nos contagiábamos los piojos en el cole. Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente (o los más afortunados con Orión).

    Y ligábamos con los niñ@s jugando a beso, verdad y atrevimiento o al conejo de la suerte, no en un Chat.

    Éramos responsables de nuestras acciones y arreábamos con las consecuencias.

    Sabias que se rifaba una ostia si vacilabas a un mayor. No había nadie para resolver eso.

    La idea de un padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible, si acaso nos soltaba un guantazo o un zapatillazo y te callabas.

    Tuvimos libertad, fracaso, respeto, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.

    Eres tú uno de ellos??

    ¡Enhorabuena!

    Pasa esto a otros que tuvieron la suerte de crecer como niños, antes de que todos estos niñatos que hay ahora que se creen algo y no tienen respeto ni educación a nadie destrocen el mundo en el que vivimos.

    GRACIAS!!!

    Un saludo a todos!

    Cuidaros y que os vaya bien!!

  16. SirDisident Says:

    no la perdais y la comparamos con la de los nacidos en los 90 que mandará huevos tambien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: